ASPECTOS HISTÓRICOS

Los terrenos circundantes en la parte superior de la Laguna son valles, poblados de campesinos y artesanos que disfrutan de una agradable temperatura y que, debido a los mismos materiales lanzados en las explosiones del volcán, gozan de suelos fértiles. En el pasado estos valles fueron poblados por distintos grupos indígenas, que bajaban hasta la Laguna a bañarse y pescar, pero, se afirma, no se asentaron ahí porque las aguas de sabor salado no eran bebibles, además lo intrincado del bosque y sus laderas escarpadas no hacían sencillo el llegar hasta sus aguas. Sin embargo, se han encontrado restos que indican la presencia indígena, lo que llega a interrogarnos si alguna vez se asentaron en la parte baja, o solamente lo ocuparon como lugar para ceremonias religiosas. La Laguna del Diriá, a como se le nombró durante un tiempo, era uno de los lugares favoritos del Cacique Diriangen, quien de muchacho bajaba a cazar, pescar y nadar en sus agradables aguas, tal y lo ha reseñado el historiador Mario Urtecho. El historiador Dr. Mariano Vega Bolaños, por su parte en un escrito para la Revista Conservadora del Pensamiento Centroamericano (Volumen XXIII No. 115 de Abril de 1979) reseña que en sus riberas se han encontrado gran número de ídolos tallados en piedra fina y variedad de utensilios de barro artístico y diversos dibujos en colores vivos, los que han desafiado el tiempo y la intemperie; predominan el rojo y el negro, producto de la labor de los aborígenes que habitaron en sus márgenes y vecindades como Catarina, San Juan de Oriente, Diriá, Diriomo y Masaya. El cronista español Oviedo visitó la laguna del Diriá en 1529 y señaló la salinidad de sus aguas, donde existía según sus escritos, "abundante pesca que hace ventaja en el gusto y bondad a todos los otros pescados de todas las otras lagunas http://www.sinia.net.ni/multisites/NodoSINAP/index.php/sinap/areas-protegidas?layout=edit&id=19 En 1752, el Cronista Agustín Morel de Santa Cruz se refirió a la Laguna de Apoyo como una “Laguna casi redonda, como de una legua, su agua es un poco salobre y sirve para los brutos” En tanto Pablo Levy en sus Notas Geográficas y Económicas de la República de Nicaragua en 1873 se refiere también a la Laguna “La primera de aquellas lagunas es la de Apoyo o Diriomo, cerca de Granada…” Bolaños Vegas, Mariano. G. Squier el primer diplomático norteamericano que vino en esa misión, como Encargado de Negocios de Estados Unidos entre 1849 y 1850, relata también su excursión a la Laguna que por entonces todavía se llamaba Laguna del Diriá. Su descripción del intrincado recorrido, siguiendo un delgado y empinado sendero, montado en un caballo, siguiendo a unos guía granadinos, muestra el asombro que le causó la belleza del lugar, lo profundo de sus aguas, lo salobre y sulfuroso de su sabor. La reconoció como de origen volcánico y estupefacto ante sus dimensiones se preguntó. ¿Es que se hundió repentinamente aquí la tierra en algún tremendo cataclismo? Don Felipe Neri Fernández, en su Geografía de América Central en 1924, relata que fue en 1883 que se nombró al Valle de la Laguna de Apoyo como Comarca de Apoyo por acuerdo del Prefecto y Sub Delegado de Hacienda Ascensión P. Rivas. “De este valle se llega a la Laguna por un camino escarpado y de difícil acceso que se puede transitar únicamente a pie o a caballo, y conduce a una amena playa de regular extensión en donde hay una estancia de ganado que nombran Norome lugar amplio sin igual en todo el contorno de la Laguna; aquí –relata- se han encontrado ídolos y los más variados objetos de barro, todos de factura indígena precolombino por lo que se ha considerado este lugar como asiento de algún adoratorio. Además de los ídolos y artefactos se encontraron rostros humanos grabados en la roca viva. En 1970, cuando se estaba construyendo el camino o bajadero principal que hoy conocemos y que une el Valle con la Laguna, se “encontraron en un lugar llamado El Jícaro, restos humanos dentro de grandes ollas de barro enterrados en la pura tierra, lo que indica que Norome fue asiento de un rico poblado indígena” indica Bolaños Vega.

Go to top